Faros – 001.

La mayoría de los coleccionistas, por no decir todos, cuidan y miman sus piezas relacionadas con un tema en concreto. Y aunque siga adelante con su colección o colecciones de lo que sea, siempre están las que, relacionadas con este tema en concreto, son las que más satisfacciones internas le dan y mayor ilusiones despiertan cuando se trata de conseguirlas…

Puede ser cualquier cosa, objeto, idea, lugar, construcción… Para uno pude tratarse de iglesias románicas, mientras para otro pudiera ser todo lo referido con alguna conocida marca de refrescos de cola… Muchas veces sus afanes por conseguir y/o acaparar esas piezas puede devenir en una auténtica obsesión…

Yo, como buen coleccionista, no podía ser una excepción a esta regla no escrita y, por supuesto, también disfruto (o padezco) de un tema estrella: los faros costeros y por extensión todo aquello relacionado con las ayudas a la navegación ya sea marítima o fluvial…

Desde pequeño me han apasionado los relatos que se desarrollaban en torno a estas construcciones aisladas y solitarias levantándose imponentes ante las inclemencias del tiempo y la bravura del mar, albergando en su interior al sufrido (heroico) farero, que algunas veces estaba acompañado de su familia, viviendo pendiente de que la luz del fanal a su cargo sirviera siempre de guía segura a los marinos… Incluso intenté prepararme para participar en las oposiciones al Cuerpo de Técnico en señales marítimas (denominación oficial de los fareros en España), pero ya llegué tarde y la mecanización de los sistemas de alumbrado y el control a distancia de la vigilancia me tomaron la delantera…

Así es que comencé a coleccionar todo aquello relacionado con los faros y que, además, estuviera a mi alcance…

Comienzo hoy presentando dos piezas de esa colección… Continuaré a lo largo de los meses por venir, poco a poco, ya que dispongo de bastante material…

Son dos tarjetas QSL. Estas son utilizadas por los radioaficionados o por emisoras de radiodifusión como prueba material de la existencia de un contacto (“QSO”, en el Código Q) que envían a los oyentes que han remitido un informe de recepción correcto sobre una de sus emisiones. QSL, en realidad, es “acuse de recibo” en la serie de siglas de 3 letras que componen el código Q, un código aeronáutico y de radio…

Algunas veces estas emisiones (sobre todo las de radioaficionados) se llevan a cabo, de forma temporal, en lugares célebres, pintorescos, insólitos o de difícil acceso y conseguir un contacto radiofónico de una de estas emisoras está considerado todo un reto por los radioescuchas…

Este es el caso de estas tarjetas que ilustran dos emisiones, espaciadas en el tiempo (Febrero de 1993 y Mayo de 1995), realizadas por sendos equipos fineses de radioaficionados desde el faro de la isla Market Reef… Märket es una pequeña isla en el mar Báltico, 300 m de longitud por 100 m de ancho, compartida entre Finlandia (Estado libre asociado de Åland) y Suecia (provincia de Estocolmo y de Uppsala). Rocosa, desnuda y con sólo un faro que funciona automáticamente.

Märket (Latitud 60° 17′ 59″ N; Longitud 19° 8′ 13″ E) es una isla especial ya que está dividida por una frontera terrestre internacional, a pesar de su pequeño tamaño. De hecho, la frontera entre Finlandia y Suecia la atraviesa por en medio desde 1809. La costa oeste de la isla por tanto se encuentra administrada por Suecia, y está compartida por dos provincias: el norte está ligado al pueblo de Gräsö, en el municipio de Östhammar de la provincia de Uppsala mientras que el sur está administrado por el pueblo de Singö, en el municipio de Norrtälje de la provincia de Estocolmo. La costa este de la isla se encuentra administrada por el municipio de Eckerö que pertenece al territorio autónomo finlandés de Åland.

El aislamiento y la peligrosidad de la isla para los barcos hizo de la isla una candidata ideal para construir un faro. La primera visita de marcación tuvo lugar en 1877 y la planificación comenzó bajo las órdenes del arquitecto Georg Schreck. La mayor parte de la construcción se llevó a cabo en el verano de 1885 durante el cual los obreros se encontraron con condiciones climáticas difíciles, en particular con una fuerte tempestad que vino del norte durante el mes de mayo. En septiembre de 1885 los trabajos de construcción acabaron y el faro se inauguró el 10 de noviembre de 1885. El faro consiste de un edificio de 5 plantas que incluye un sótano, dos plantas de dormitorios, un desván y el faro propiamente dicho. En total está previsto para alojar a 5 fareros. La luz, situada a 16 metros de altura, tiene un alcance de 8,5 millas náuticas (casi 15 km). Otros dos edificios se encuentran adjuntos, un almacén y una sala de máquinas que se edificó durante la década de 1950. Diferentes equipos se sucedieron a lo largo de 91 años en el faro hasta que los últimos fareros lo abandonaron en 1976 y la automatización del faro se llevó a cabo al año siguiente.

Esta entrada fue publicada en Faros, Miscelánea y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s